Respiración en el Saxofón (Parte 2)



Continuamos con la segunda parte de la respiración en el saxofón.

Para resumir en la primera parte de la Respiración en el Saxofón, hablamos de los órganos que participan en el proceso respiratorio, y la manera en que se lleva a cabo dicho proceso. 

Mencionamos algunas definiciones erróneas que usualmente se le dan a la respiración, pero sobre todo y más importante; la manera correcta de respirar a la hora de tocar el Saxofón.

Recapitulemos esa parte, por que es de vital importancia que entiendas ese concepto y puedas aplicarlo cada vez que estés tocando.

Estos son los pasos indicados para que tengas una correcta técnica respiratoria, aplicada al Saxofón:

  • Inhalamos tomando el aire por la boca y la nariz.
  • Procuramos tomar la mayor cantidad de aire en el menor tiempo posible.
  • Expandimos el abdomen (Inflamos o sacamos barriga) para permitir que el aire ocupe la totalidad de los pulmones.
  • Exhalamos de forma lenta, pausada y regulada.
  • Nuestro objetivo es que nuestro aire dure la mayor cantidad de tiempo.
  • El abdomen debe mantenerse expandido todo el tiempo para que nuestra columna de aire salga con mayor fuerza. A esto lo s saxofonistas le llamamos; cuerpo.
  • Es el cuerpo de la columna de aire, la que hace posible un buen sonido.
Esto es básicamente lo que debes de tener en cuenta SIEMPRE, en cuanto a la respiración se refiere.

Ahora bien. Como se trata de un proceso de aprendizaje nuevo, ese desarrollo tomará tiempo. Sobre todo por que tenemos malos hábitos respiratorios que llevamos con nosotros durante toda nuestra vida. Lo recomendable es que practiques ejercicios de inhalación-exhalación, de manera independiente al instrumento.

Te recomendaria que te pararas frente a un espejo, preferiblemente sin camisa, y observaras el proceso de respiración tal como te lo enseñé arriba. Sobre todo ten cuidado de no levantar los hombros, mientras estás tomando aire.

Otro ejercicio que puedes hacer es acostarte sobre la espalda de forma relajada, inhalar y mantener la respiración por unos segundos y luego exhalar. De esta forma podrás observar como se mueve tu abdomen mientras tu pecho y hombros permanecen quietos.

Para hacer el ejercicio más interesante, coloca un libro pesado en el estómago y aún mejor si alguien hace una presión en el libro mientras tu tratas de tomar aire.

En ese proceso de respiración, una vez se infle el abdomen, lo siguiente que se inflará será el pecho.

El siguiente paso, una vez domines la respiración acostado, es hacerlo de pie. La idea al principio es que hagas una leve inhalación, luego la puedes hacer completa.

La sugerencia es mantener un corto lapso de tiempo entre las inhalaciones, para evitar que la sangre se llene de oxigeno y por ende te produzca mareo o vértigo. Si esto llega a pasar, descansa un poco.

Puede practicar este tipo de respiración en movimiento. En la primera parte de este artículo, mencioné algunos de los beneficios que se obtienen de respirar de esta manera. Como les dije, es importante aplicar todos los buenos hábitos dervidaos de la práctica del Saxofón a la vidad diaria.

Como lo vas a hacer:

Caminar despacio manteniendo el cuerpo relajado y sin llevar cosas pesadas.
Espalda recta, hombros y brazos deben estar relajados.
Inhale en un paso.
Retenga el aire por 2 ó 3 pasos.
Exhale por la boca por 8 ó 10 pasos.
Caminar 2 ó 3 pasos antes de inhalar.

Para concluir.

La respiración es un proceso fundamental para la vida y debe hacerse de una manera correcta cuando de hacer alguna actividad se trata. Debes tener presente cada uno de los elementos que están involucrados en el proceso de la respiración y la manera en que se involucran en la interpretación del Saxofón.

Entender ese proceso es lo que te permitirá alcanzar altos estándares de calidad a la hora de tocar El Saxofón.

Si quieres leer la primer parte del Artículo, debes dar clic en el título debajo:

Respiración en el Saxofón (Parte 1)

Hasta pronto.


0 comentarios:

Publicar un comentario